Yacimientos subacuáticos declarados zonas arqueológicas en Andalucía

Andalucía se convierte así en la primera comunidad autónoma española que aplica un régimen de protección jurídica a los enclaves arqueológicos subacuáticos, de acuerdo con las recomendaciones de la Unesco.
( (El Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Zonas Arqueológicas, 56 yacimientos situados bajo aguas continentales e interiores, del mar territorial y de la plataforma continental ribereña).
Los yacimientos, que abarcan todas las culturas desde la Protohistoria hasta la Edad Contemporánea, se distribuyen por todas las provincias andaluzas, incluidas las interiores, ya que la lista recoge tanto restos submarinos como sumergidos en embalses.
--------------------------------------------------------------------------------
Las que presentan un mayor número son Cádiz, con 31, y Huelva, con 10. Les siguen Málaga (6), Almería (4), Granada (2), Jaén (1), Córdoba (1) y Sevilla (1). Entre los enclaves de mayor antigüedad figuran el de Punta del Nao en Cádiz, con abundantes hallazgos púnicos y romanos, y la Ría de Huelva, con restos de finales de la Edad del Bronce. Entre los más modernos, se incluye el pecio del Empire Warrior, buque británico hundido en Huelva en 1941 por tres aviones alemanes.
La protección de este patrimonio es el resultado de años de investigaciones, que se vieron impulsadas en 1997 a raíz de la creación del Centro de Arqueología Subacuática de Andalucía, con sede en la ciudad de Cádiz. No obstante, la relación aprobada por el Consejo de Gobierno podrá ampliarse con la incorporación de nuevos yacimientos que se localicen y documenten en el futuro.
La declaración como zonas arqueológicas, que también se adelanta al plan de ámbito nacional diseñado por la Administración central, tiene como principal objetivo preservar del expolio todo el patrimonio subacuático de carácter histórico. Entre otras medidas de protección, establece la obligatoriedad de una autorización de la Consejería de Cultura para las obras e intervenciones de remoción de terrenos en las zonas delimitadas (construcción de gaseoductos y puertos, dragados, regeneración de playas, parques eólicos-marítimos, etc.).
A los 56 yacimientos incluidos hoy en el Catálogo General del Patrimonio Histórico con el máximo nivel de protección, se añaden otros 42 espacios subacuáticos declarados recientemente por la Consejería de Cultura como Zonas de Servidumbre Arqueológica y definidos como aquellas áreas en las que se presupone fundadamente la existencia de restos, aunque sin conocimiento documentado.

Cádiz
En Cádiz, provincia que alberga el mayor número de zonas protegidas, destaca el área de La Caleta, al noroeste de la capital, que en la antigüedad debió concentrar las actividades relacionadas con el comercio, la pesca, el tráfico marítimo general y los lugares de culto. En ella se localizan yacimientos como el de Bajo de Chapitel, donde se han hallado 28 cañones de hierro y numerosos restos cerámicos de diferentes cronologías (púnica, romana, medieval y moderna). El estudio del material de artillería indica la existencia de un buque de guerra francés de gran porte, cuyo naufragio podría coincidir con el marco cronológico de la Batalla de Trafalgar y, por tanto, tratarse del Bucentaure.
Otro yacimiento significativo del área de la Caleta es el de Punta del Sur, en las proximidades del Castillo de San Sebastián, con abundantes elementos de fondeo, cerámicas pertenecientes al cargamento de un navío de época romana y restos de un mercante de época moderna.
La segunda gran zona gaditana de importancia arqueológica se sitúa en torno a la isla de Sancti Petri, nombrada por los autores clásicos como el lugar donde se enclavaba el mítico templo de Hércules. Entre sus yacimientos más interesantes figura el pecio de Camposoto, frente a la playa del mismo nombre, donde se han contabilizado 30 cañones de hierro, abundante munición y un ancla de seis metros de caña, entre otros materiales que podrían pertenecer al navío francés Fougueux, que también combatió en Trafalgar.
Las zonas arqueológicas subacuáticas de la provincia de Huelva están conformadas por siete yacimientos y tres torres-vigías (Torre del Río del Oro, Torre del Asperillo y Torre de la Higuera) que se incluyen en el régimen de protección al estar sus restos total o parcialmente cubiertos por las aguas marinas.
Destaca especialmente el potencial arqueológico de la ría onubense, donde en 1923 una draga en la inmediaciones del muelle de la Compañía Tharsis extrajo diversos objetos de bronce (espadas, puñales, fíbulas, botones, puntas de lanzas y flechas, etc.) datados entre los siglos X y IX A.C. También durante el dragado del actual muelle de Levante, realizado en 1905, se hallaron 46 monedas de oro acuñadas en Sudamérica entre los siglos XVI y XVII, así como una anilla y un trozo de eslabón de oro. Estas piezas están depositadas en el Museo Provincial de Huelva, al igual que dos cañones de bronce de la misma época extraídos del mismo lugar en 1974.

Málaga
De las seis zonas arqueológicas delimitadas en la provincia de Málaga, sobresale el pecio de Los Santos, cercano a las costas de Benalmádena, que contiene elementos como columnas, losas de mármol, varias estatuas de corte clásico (representaciones de Dionisio, Artemisa, Cupido y otras divinidades), piezas de un ajedrez y varias cajas de azufre. La embarcación se corresponde con un bergantín inglés, probablemente el Isabella, naufragado el 4 de marzo de 1855 cuando desde Génova se dirigía a Calcuta con un cargamento de esculturas de mármol para la ornamentación de alguna mansión en la India.
Testimonio del intenso tráfico marítimo que desde la antigüedad han registrado las costas de Málaga es también el pecio de la Mezquitilla, cercano a la capital y conformado por los restos del cargamento de un navío mercante de época púnica (siglo VI A.C.) localizado en 1986 a una profundidad media de 32 metros.
Respecto a los cuatro yacimientos protegidos de Almería, el de mayor relevancia es el de Los Escullos-El Águila, donde, en las proximidades de la ensenada del Embarcadero, se localizan los restos de una fragata de Armada de Felipe V, El Águila, que naufragó en 1745. La prospección realizada a finales de los años 90 permitió documentar la existencia
de seis cañones de entre 2,30 y 2,60 metros de longitud, así como dos anclas de gran tamaño (3,60 metros).
Los dos yacimientos protegidos en la provincia de Granada son los de Cerro Gordo y Punta de la Mona-Cueva del Jarro, en el litoral de Almuñécar. De este último, se han recuperado abundantes restos cerámicos y una coraza de bronce púnica procedente de un naufragio, materiales que se hallan depositados en museos de Granada y Almuñécar.
El listado de las 56 zonas arqueológicas subacuáticas se completa con tres enclaves de interior bajo las aguas de embalses. El primero de ellos, en la provincia de Córdoba, es el asentamiento de Las Mestas, cubierto por el pantano de Cordobilla desde 1959.
Durante unos trabajos de limpieza realizados en 1981 se pudieron documentar parte de las estructuras mencionadas por cronistas locales acerca de este poblado habitado desde el Calcolítico hasta época romana, fundamentalmente restos de murallas, pavimentos musivarios y estribos de un puente sobre el río Genil.
De la provincia de Jaén se incluye el yacimiento de la Torre de Bujarcaiz, bajo las aguas del embalse del Tranco de Beas. Se trata de una construcción almohade, de los siglos XII o XIII, de planta cuadrada y forma troncocónica, que no ha podido ser estudiada por su situación y de la que sólo se cuenta con el análisis efectuado en 1984 cuando emergió por completo.
Por último, en el término del municipio sevillano de Écija, se han localizado en el embalse de El Judío restos arqueológicos de época romana, posiblemente del siglo IV A.C. aunque con continuidad durante la época medieval. La mayor parte del yacimiento se halla actualmente bajo las aguas, aunque también existen materiales en sus orillas.

ANEXO
Yacimientos subacuáticos declarados
Zonas Arqueológicas en Andalucía

ALMERÍA
Punta Entinas
Material arqueológico de gran abundancia y diversidad cronológica: ánforas púnicas, romanas, piezas nazaríes, almohades y de la edad moderna. Se encuentra ubicado en la costa oeste de Almería, junto a Roquetas de mar. La zona cuenta con dos pecios. El primero de ellos, denominado Gandolfo, alberga restos de un barco romano y su cargamento
de ánforas (siglos I y II d.n.e.). El segundo, el pecio moderno de Punta Entinas, está formado por parte del casco de un barco contemporáneo que conserva aproximadamente 20 metros de eslora y alrededor de 4,5 – 5 metros de manga.
Cabo de Gata
Paso obligado en todas las rutas mediterráneas y con una configuración que representa un importante peligro para la navegación. El Cabo de Gata alberga numerosos restos de todas las culturas desde la antigüedad hasta hoy. Destacan las ánforas romanas de época republicana e imperial y también se constata la existencia de un naufragio de época nazarí.
Los Escullos-EL Águila
Localizado en el parque natural de Cabo de gata-Níjar. La zona está delimitada por dos áreas. La primera, en la ensenada de los Escullos, incluye restos cerámicos diversos de época romana (siglos I a.n.e al I d.n.e). La segunda, en las proximidades de la ensenada del Embarcadero, alberga los restos del naufragio sucedido en 1745 de la fragata "El
Águila", de la Armada de Felipe V. En 1989 se llevó a cabo una prospección que documentó la existencia de seis cañones que oscilan entre los 2,30 y los 2,60 metros de longitud, así como dos anclas de gran tamaño. También se observó la existencia de placas de plomo con algunas perforaciones, que recubrirían el casco de madera del barco.
Carboneras
Al sur del puerto de Hornos Ibéricos se localiza la existencia de siete cañones, un ancla y otros restos arqueológicos de interés correspondientes a los siglos XVI y XVII.

CÁDIZ
Punta Candor
Se localizan varios cañones de hierro en esta zona del municipio de Rota. También hay referencias orales de la existencia de artillería de bronce. Igualmente, se tiene constancia documental del naufragio en esta área de distintas embarcaciones. Los restos pertenecen a la Edad Moderna (desde finales del siglo XV al XVIII).
Canal de Entrada al Puerto de Cádiz
Gran cantidad de hallazgos desde la época prehistórica a la contemporánea, aunque con singular abundancia de materiales de la Época Moderna (siglos XVII-XVIII). La zona, ámbito natural de abastecimiento de arena para la regeneración de las playas y objeto de intervenciones para facilitar el paso artificial de entrada en la bahía, presenta especiales necesidades de protección del patrimonio.
El Aculadero
Sobre el fondo marino, frente a la playa de la Caleta (Cádiz), muy colmatado por el efecto de la dinámica litoral, se observa una agrupación de restos de cerámica de épocas púnica y romana.
Bajo de Chapitel
Se localizan 28 cañones de hierro a lo largo de una laja de piedra en contacto con la arena. El estudio de la artillería y de los materiales arqueológicos indica que nos encontramos ante un buque de guerra de gran porte de nacionalidad francesa, cuyo naufragio podría coincidir con el marco cronológico de la batalla de Trafalgar. Esta información, junto a la aportada por las fuentes documentales que señalan el naufragio
del Bucentaure en una zona muy determinada de la bahía de Cádiz, la cual coincide plenamente con la ubicación de este yacimiento, lleva a la conclusión de que se trata de este buque. Gran cantidad de materiales cerámicos de diferentes cronologías: púnica, romana, medieval y moderna.
Punta del Nao
Esta zona, de gran dificultad para la navegación, ha deparado desde antiguo gran cantidad de hallazgos arqueológicos. Localizada en la playa de la Caleta, al oeste del castillo de San Sebastián. Existe abundante material cerámico romano y púnico muy mezclado, así como piedras de molino y cantos rodados de gran tamaño, posiblemente el lastre de alguna embarcación. Otra teoría indica la posible existencia de un templo,
avalada por los textos clásicos y por la presencia de materiales rituales de navegantes.
Cepo de Plomo
En este yacimiento, próximo al Bajo de Chapitel, se localizó un cepo de plomo de unos dos metros de longitud, asociado a otros restos.
Piedras de Molino
Agrupación en la playa de la Caleta de piedras circulares y semicirculares talladas, de distinto diámetro y muy cercanas unas de otras. Junto a ellas aparecen fragmentos de ánforas de época moderna y, en las cercanías del conjunto, tres piedras de molino de gran tamaño.
Punta del Sur
A lo largo del cantil interno del castillo de San Sebastián, en Cádiz, abundan los elementos de fondeo, tanto de piedra como de hierro. Igualmente, existe constatación arqueológica de la existencia de diversos pecios.
Entre ellos destacan los siguientes:
Bucentauro I: restos del navío que se asocia por tradición al buque insignia francés de la batalla de Trafalgar, que se hundió en una zona cercana al castillo de San Sebastián.
De su estructura se observan restos de la quilla y algunas cuadernas, mientras que de la artillería se han contabilizado un total de cinco cañones junto con otros objetos metálicos y un ancla de hierro.
Bucentauro II: ocho cañones de hierro y un ancla tipo almirantazgo.
Pecio de la sigillata: piezas de cerámica sigillata con marcas de estampillado, procedentes del cargamento de un navío de época romana. En el entorno, y muy disperso, se localizan restos anfóricos y pequeñas anclas de piedra.
La Albujera: a los pies del castillo de San Sebastián, mantiene parte de los restos arqueológicos enterrados por arenas y limos. Agrupación significativa de material cerámico de época romana como ánforas fragmentadas y restos de ollas, junto a elementos de fondeo de piedra.
Mercante del bajo de San Sebastián: restos de un navío que se asociaba por tradición al barco insignia francés de la batalla de Trafalgar. De su estructura se observan restos de la quilla y algunas cuadernas, mientras que de la artillería se han contabilizado un total de cinco cañones junto a la presencia de otros objetos metálicos y un ancla de hierro. Estudios recientes indican no obstante que se trata de un navío mercante.
Cañones de la laja del Norte: el yacimiento, adscrito a la Edad Moderna-Edad Contemporánea, consta de un ancla tipo almirantazgo y de un total de ocho cañones de hierro distribuidos en dos grupos.
Puerto de Santa María
En 1993 se realizó en una parte del río un dragado en el que apareció un número importante de piezas arqueológicas, que pueden ayudar a aportar datos sobre la actividad económica desarrolladas en la zona desde la Protohistoria a la Edad Contemporánea.
La Cabezuela
En los trabajos de dragado para la construcción del muelle de La Cabezuela (Puerto Real), aparecieron restos de madera con clavazón de una embarcación de finales del siglo XVIII o principios del XIX.
Fuerte de San Luis – Puente Carranza
Esta zona de la Bahía de Cádiz, entrada del caño de Trocadero, jugó un importante papel en las reparaciones y carenados de barcos en época moderna. Por referencias orales se conoce la existencia de gran cantidad de restos cerámicos en la desembocadura del caño, procedentes de naufragios o del fondeo de las naos en espera de carena. Durante los trabajos de construcción del Puente Carranza se descubrió un barco romano con cargamento de "dolias" o vasijas cerámicas.
Río San Pedro
Restos de cerámica romana cercanos al municipio de Puerto Real. Se conservan bastante completos aunque cubiertos de fangos. En superficie se ha podido comprobar la existencia de fragmentos de ánforas. La cronología del posible pecio se sitúa en los siglos I AC y I DC.
La Carraca
Durante los últimos tres siglos, el área de La Carraca (San Fernando) ha estado vinculada a la construcción naval y a la actividad industrial y artesanal del armamento de bajeles. Consta la extracción de fragmentos de cascos de barcos, actualmente depositados en el Museo Naval de San Fernando. El Museo Municipal de esta población también alberga material arqueológico procedente de La Carraca. Gracias a un control arqueológico
llevado a cabo en las obras de la factoría de Izar, se localizaron restos de al menos otras dos embarcaciones.
Camposoto
Frente a la playa del mismo nombre, en el municipio de San Fernando. En un fondo arenoso, se han contabilizado 30 cañones de hierro, aunque es muy probable que el número sea mayor pues la arena cubre gran parte del yacimiento. La zona también alberga abundante munición, un ancla de seis metros de caña, restos de madera de la estructura de un barco y pernos de bronce, entre otros objetos. El estudio de los materiales arqueológicos apunta a que se corresponde con un buque de guerra de gran porte de
nacionalidad francesa, cuyo naufragio podría coincidir con el marco cronológico de la batalla de Trafalgar. Todo indica que podría tratarse del navío de línea francés Fougueux.
Cobre
Pecio romano que se sitúa a poniente del islote de Sancti Petri. El cargamento estaba compuesto por lingotes de plomo, tanto circulares como alargados, de tipo imperial romano. Se recuperaron un total de 47 ejemplares.
Sillares del Castillo de Sancti Petri
Espigón de sillares construido sobre roca natural. Cronología de Edad Moderna y Contemporánea.
Cañones del Arrecife de Sancti Petri
Casi en el centro del arrecife, en su cara exterior, se localiza un arganeo o argolla de hierro de la caña del ancla de grandes dimensiones, mientras que en la pendiente se detectan un total de siete cañones de hierro. El yacimiento pertenece cronológicamente a la Edad Moderna (finales siglos XV al XVIII).
Desembocadura del Caño de Sancti Petri
Gran acumulación de material cerámico correspondiente a tres periodos: siglos I-II, IV-V y XI-XII.
La Piedra que Revienta
Pecio de época moderna-contemporánea localizado cerca de Conil de la Frontera.
Se ha constatado la presencia de 61 cañones de hierro y cuatro anclas de distintas proporciones.
Bloques de Piedra
Sobre un claro de arena, próximo a la ensenada de Bolonia (Tarifa), existe una concentración de bloques de piedra procedentes de las canteras cercanas, y posiblemente utilizados en las construcciones de la ciudad romana de Baelo Claudia.
Los Cañones
Área donde se han localizado dos cañones de hierro, así como munición de este mismo metal. Bajo un ancla de hierro aparecen restos de madera, probablemente de un pecio. Los restos son de época moderna y también se encuentran cerca de Bolonia.
Fondeadero Nordeste de la Isla de Tarifa
Amplia zona en la que se localizan numerosas anclas líticas, así como una piedra de molino y un cepo de plomo romano.
San Andrés
Localizado en la cara Este de la Isla de Tarifa, a una profundidad que oscila entre los 25 y los 45 metros, este pecio es conocido como San Andrés, aunque podría tratarse de los restos del naufragio del vapor Miño, acaecido en 1856. Alberga fundamentalmente los restos de un barco de palas de hierro, lingotes de plomo con la marca San Andrés, planchas de hierro y una escalera.
Punta Marroquí
Agrupación de siete piedras de molino situadas al pie del cantil de la isla de Tarifa.
No se han localizados materiales arqueológicos asociados a las piedras que permitan establecer una cronología de las mismas.
Laminarias
El yacimiento, frente a las costas de Tarifa, se corresponde con el denominado pecio de Rompemuros, al que se vinculan dos áreas asociadas con material muy disperso y es de cronología variada: romana, púnica y moderna.
Punta Carnero
Cepos de plomo de gran tamaño próximos a la costa de Algeciras, junto con material cerámico disperso. Los datos indican que estos restos de época romana serían consecuencia de maniobras extremas de embarcaciones que se veían arrastradas a naufragar contra la costa.
La Ballenera
Yacimiento ubicado en la ensenada de Getares (Algeciras), junto a Punta Carnero, que engloba dos zonas:
Pecio La Ballenera: barco de finales del siglo XVI o principios del XVII con un cargamento de cerámica de procedencia italiana. Junto a la cerámica aparecieron cañones de hierro, lingotes de plomo con marcas, restos metálicos indeterminados y vidrios, entre otros materiales.
Fondeadero de Getares: zona de la que se han recuperado gran cantidad de cepos de anclas de plomo, de entre 50 y 80 kilogramos, pertenecientes a barcos de porte medio. Su distribución define el lugar en el que se refugiaban las naves al llegar o salir del Estrecho, aunque también existe la posibilidad de que aquí se ubicara una almadraba. Los restos datan de finales del siglo XVI o principios del siglo XVII.
Fondeadero Arroyo de Los Patos
El enclave, situado en las proximidades del yacimiento de Carteia (San Roque), alberga abundantes restos fenicios, de cerámica campaniense, sigillata romana, pesas de red, ánforas y cerámica medieval y moderna, así como restos de madera de un pecio hundido. También aparecen sillares relacionados con estructuras portuarias.
Estrecho
En aguas del Estrecho de Gibraltar, a una profundidad aproximada de 282 metros, restos de ánforas y maderas de la embarcación hundida de época tardopúnica.
Punta Europa
Restos de un naufragio, posiblemente el del navío inglés HMS Sussex, hundido en el año 1694.
Paraje de Monte Bajo (Embalse de Barbate)
Grupo de enterramientos de la Prehistoria Reciente localizado en el embalse de Barbate (término municipal de Alcalá de los Gazules).

CÓRDOBA
Las Mestas
Restos de un asentamiento cuya cronología abarca desde el Calcolítico hasta época romana, cubiertos por las aguas del embalse de Cordobilla (términos municipales de Aguilar de la Frontera, Puente Genil y Badolatosa). En 1981, con motivo de las tareas de limpieza en el embalse, se documentaron vestigios de muros y de ocho edificaciones de planta rectangular, así como pavimentos bícromos con motivos geométricos. De este
lugar proceden también piezas tan significativas como el Druso Minor, retrato romano aparecido a finales del siglo pasado y que actualmente se expone en el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba.

GRANADA
Cerro Gordo
En las costas de Almuñécar, junto a La Herradura, este yacimiento contiene material arqueológico, básicamente cerámico, de época púnica y romana.
Punta de la Mona-Cueva del Jarro
Yacimiento también ubicado en las costas de Almuñécar, con abundancia de fragmentos cerámicos significativos, especialmente de ánforas de diversa cronología. En este yacimiento se encontró también una coraza de bronce de tipología púnica, procedente del naufragio de una nave. Todos los materiales se encuentran depositados en los museos Arqueológico de Almuñécar y Arqueológico y Etnológico de Granada.

HUELVA
Empire Warrior
Buque inglés hundido por aviones alemanes el 19 de junio de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, a milla y media de la boca del Guadiana, en Ayamonte. Llevaba en sus bodegas 1.340 toneladas de carbón de coque y 60 toneladas de carga general.
Ría de Huelva
Durante un dragado realizado en 1923 en las inmediaciones del muelle de la
Compañía de Tharsis, en el puerto de Huelva, aparecieron objetos de bronce (espadas, puñales, fíbulas, puntas de lanza y flechas, botones, anillas, etc.), todos ellos datados a mediados del siglo IX a.C.
Muelle de Levante
Durante las obras de dragado llevadas a cabo en 1905 en el canal de la barra de la ría de Huelva, en la zona del actual muelle de Levante, se extrajeron 46 monedas de oro acuñadas en América del Sur (siglos XVI -XVII) y una anilla de oro. En 1974 otro dragado motivó el hallazgo de dos cañones octogonales de bronce, decorados con serpientes y datados en los mismos siglos. Todo el material se encuentra depositado en el Museo Provincial de Huelva.
www.andaluciajunta.es/portavoz
Oficina del Portavoz del Gobierno Consejería de la Presidencia
Sarastone
En Palos de la Frontera, frente a Mazagón, se hallan los restos del buque británico
Sarastone, hundido el 29 de octubre de 1941 tras su bombardeo por un avión alemán en la salida de la barra del puerto de Huelva. En 1959 se realizó la operación del rescate de sus restos. Se recuperó una tercera parte del barco y 2.000 toneladas de la pirita que guardaba en sus bodegas.
Mata del Difunto
Esta zona, ubicada en las costas de Almonte, presenta restos de pernos de bronce, clavos, cañones de hierro y maderas de época moderna o contemporánea.
Edad Moderna
En el litoral de Doñana, a la altura de Torre Zalabar, se localizan restos de madera, cañones y ballestas correspondientes a un barco hundido de época moderna.
Bajo del Picacho
Se tiene conocimiento de la existencia de este yacimiento, en la desembocadura
del Río Guadalquivir, tras la aparición de diverso material arqueológico, de época romana y moderna, por los trabajos de extracción de chatarra de hierro, plomo y cobre en esta zona.
Torres-Vigía
El régimen de protección incluye tres torres-vigías de época moderna cuyos restos se encuentran total o parcialmente cubiertos por las aguas marinas en el litoral oriental de Huelva: Torre de la Higuera y Torre del Asperillo, en Almonte, y Torre del Río del Oro en Palos de la Frontera.
JAÉN
Torre de Bujarcaiz
Cubierta por las aguas del embalse del Tranco de Beas, en la zona sur del valle que separa las sierras de Cazorla y Las Villas de la de Segura, se trata de una construcción almohade, de los siglos XII o XIII, con planta cuadrada y dividida en tres niveles.
MÁLAGA
Los Mármoles
En la desembocadura del río Padrón, en Estepona, se localizan 43 bloques de mármol de diversas formas, agrupados en una extensión de unos 1.000 metros cuadrados. No se han localizado materiales arqueológicos asociados que permitan establecer una cronología de los mismos, aunque se han encontrado bloques similares en el yacimiento romano de Ostia Antica (Italia).
Cañones del Saladillo
Agrupación de cañones, en las costas de Estepona, que en principio no se corresponden con ningún naufragio, al no haberse encontrado material asociado. Los restos son de época moderna.
Faro de Calaburras
La Punta de Calaburras, en Mijas, formación rocosa muy conocida por su peligrosidad para la navegación, alberga numerosos restos arqueológicos. Entre ellos, destacan los siguientes: Pecio de las Columnas. Basas, fustes, capiteles y materiales anfóricos de procedencia púnica y romana, que podrían corresponder al cargamento de un barco fechado en el siglo I a.C. Estos restos se encuentran enterrados bajo la arena en un 75%, aproximadamente.
Pecios de los Holandeses.
Agrupación de varios pecios de época moderna naufragados frente al Faro de Calaburras. Tamibén hay referencia del hundimiento de una escuadra de navíos holandeses.
Cañones de Calaburras. Referencias de restos de cañones de entre los siglos XVI y XVIII.
Playa del Charcón. De esta zona destaca la aparición de dos mosquetones de época moderna o contemporánea.
De los Santos (Isabella)
El pecio, cercano a Benalmádena, contiene restos diversos como un gran número de losas de mármol que hoy día conforman el suelo del Museo Arqueológico de esta localidad malagueña; varias cajas de barras de azufre alargadas y de sección triangular para facilitar su transporte; gran cantidad de cañas de bambú gruesas, varias estatuas (Dioniso, la Diosa Artemisa, Cupido, un busto femenino…), todas ellas de corte clásico; piezas de un damero o ajedrez; y, como último hallazgo, los restos de tres columnas de mármol junto a lo que parece ser una peana, también de mármol. La embarcación se corresponde con un bergantín de dos palos, que podría tratarse del Isabella, naufragado el 4 de marzo de 1855. El navío partió de Génova y se hundió cuando se dirigía a la ciudad india de Calcuta. Transportaba un cargamento de estatuas de mármol para la ornamentación de alguna mansión en la India.
Corbeta alemana Gneisenau
El 16 de septiembre de 1900 se hundió la corbeta alemana Gneisenau en el espigón de Levante del puerto de Málaga. En 1901 fue parcialmente destruida, principalmente la arboladura que sobresalía del agua.
La Mezquitilla
Próximo a la costa de Algarrobo, frente a los yacimientos de Morro de Mezquitilla y Chorreras, el enclave alberga los restos del cargamento de un navío mercante de época púnica que transportaba una carga de ánforas. Se han recuperado cinco piezas, todas ellas incompletas. El naufragio se produjo en el siglo VI a.C.

SEVILLA
Embalse del Judío
Restos arqueológicos de época romana (siglo IV a.C.) bajo las aguas del embalse del Judío, en el término municipal de Écija. Se ha localizado fragmentos de ladrillos, tegulae (tejas), ánforas y desechos de hornos, procedentes de un asentamiento rural romano con perduración hasta época medieval.
Fuente: Teleprensa

No hay comentarios:

Etiquetas